Miércoles, 26 Septiembre 2018

La aprobación de la reforma fiscal impulsada por Trump y el Partido Republicano ha sido considerado como un gran logro por ellos, sin embargo esta ha sido catalogada de impopular por los posibles efectos negativos en la economía. Por otro lado, las reacciones en las encuestas a favor de los demócratas sugieren que el Partido Republicano pagará las consecuencias en las elecciones del próximo noviembre. 

 

El Senado estadounidense aprobó este miércoles la reforma fiscal impulsada por el Partido Republicano y el presidente Donald Trump, la cual es calificada de impopular por varias críticas que se le ha hecho. La versión del proyecto de ley se aprobó con 51 votos a favor y 48 en contra, sin embargo por un tema de procedimiento se volverá a votar en la Cámara de Representantes.

Luego de la aprobación sobre la reforma de Trump los principales indicies de Wall Street como Down Jones, NASDAQ y  S&P abrieron al alza, ya que se espera que luego de esta reforma los inversionistas y sus empresas obtengan mayores ganancias.

Pero ¿por qué es impopular esta reforma? Las opiniones de la presidente de la Reserva Federal y Michael R. Bloomberg pueden aclarar un poco ello.

En principio, Janet Yellen no cree que esta reforma sea un milagro económico, como lo menciona Trump, sin embargo cree que el impacto de la reforma será modesto y de corto plazo. Por esta razón, las proyecciones de crecimiento económico aumentaron a 2.5% para el 2018, pero se mantienen iguales las de largo plazo.

Por otra parte, según Bloomberg la reforma fiscal es pura fantasía ya que los máximos ejecutivos no están esperando un recorte de impuestos para invertir más. Para él, el congreso debió escuchar a los ejecutivos o economistas que estudian los temas laborales y de política económica. Los mayores desafíos para reactivar la economía están relacionados a una crisis de habilidades que las escuelas públicas no abordan y mala infraestructura que pone en riesgo competitividad mundial. En consecuencia, la reforma no atiende los desafíos en educación, infraestructura, desigualdad y de déficit, sino más bien los empeora y por ello esta reforma es un error económico y perjudicial para Estados Unidos.

Es por ello que ahora se cree que habrá una responsabilidad por parte de los republicanos por los efectos negativos que vaya a tener esta reforma. Y esto se está observando en encuestas como la de CNN a los votantes registrados, en la que se revela que hay un 56% que votarían por los demócratas el próximo noviembre, mientras que hay un 38% que votaría por los republicanos, una amplia diferencia de 18 puntos porcentuales.

Fuentes:

NY Times (1) (2)

Gestión (1) (2) (3) (4)

BBC (1)

Bloomberg (1)

comments