Miércoles, 23 Mayo 2018

Tras la última prueba de misiles balísticos intercontinentales realizado por Corea del Norte, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas continuará con las sanciones económicas, para evitar que continúen las tensiones militares con la comunidad internacional.

 

 

 

 

 Este 2017, la comunidad internacional ha presenciado la actitud desafiante de Corea del Norte hacia las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que busca la “no proliferación de armas nucleares”. No obstante, el país asiático ha continuado realizando ensayos con armamentos nucleares, siendo el último de ellos en noviembre, cuando se probó con éxito un misil intercontinental con la capacidad de alcanzar territorio estadounidense. Frente a este último acontecimiento y a la persistencia norcoreana por continuar su carrera nuclear, el Consejo de Seguridad ha optado por continuar emitiendo medidas diplomáticas para confrontar al país asiático. En este caso, por unanimidad decidieron imponerle nuevas sanciones, esta vez económicas, con el objetivo de limitar los principales recursos de su Programa nuclear. Estas sanciones se dirigirán a limitar el acceso a insumos bélicos, como el petróleo, y a reducir sus ingresos fiscales. 

Por consiguiente, la resolución de las Naciones Unidas busca limitar en casi un 90% el acceso de exportaciones de petróleo refinado, incluidos diésel y queroseno. Según la última resolución (2397), dicho país solo obtendrá 500 000 barriles de petróleo el próximo años; en comparación al año pasado, 2 millones. Así mismo, se limitará el suministro de petróleo crudo a 4 millones por año; no obstante, podría sufrir mayores reducciones, ello sería consecuente con las acciones futuras (más pruebas nucleares o  misiles balísticos intercontinentales) del país norcoreano.

Por otro lado,  las exigencias también involucran a los ciudadanos norcoreanos en el extranjero; ya que serán repatriados en los próximos 24 meses. 

Con respecto al comercio internacional, la resolución también busca prohibir las exportaciones norcoreanas de productos alimenticios, maquinaria, equipos eléctricos, tierra y piedra, madera y embarcaciones. También prohíbe las exportaciones a Corea del Norte de equipos industriales, maquinaria, vehículos de transporte y metales industriales. Además, obliga al  Ministerio de las Fuerzas Armadas Populares a la congelación global de sus activos y la prohibición de viajar.

Finalmente, la resolución promueve la participación de la comunidad internacional para confiscar, inspeccionar y congelar cualquier buque que crean que transporte carga prohibida o que esté involucrado en actividades prohibidas con Corea del Norte.

Diplomacia en acción

Según Reuters, con esta nueva resolución, la diplomacia internacional, en especial los representantes estadounidenses, demuestran que las medidas imputadas continuarían siendo aplicadas, a través del ejercicio de las relaciones internacionales. No obstante, las nuevas sanciones serían más severas para aumentar la presión internacional hacia Kim Jong Un.

Dada la resolución, ¿cómo perjudicarían las nuevas sanciones a Corea del Norte?

De acuerdo con analistas internacionales, se presume que la última sanción aplicada por el Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas,  sí perjudicaría directamente  la economía norcoreana; dado que las sanciones no solo impiden la producción de armas, también el ejercicio de toda la actividad económica.  

Con respecto a la limitación de acceso al petróleo, Peter Ward, columnista de NK News (un sitio web que rastrea Corea del Norte), advierte: "El tope del petróleo sería devastador para la industria de transporte de Corea del Norte, para los norcoreanos que usan generadores en casa o para actividades productivas, y para (empresas estatales) que hacen lo mismo". Además, la repatriación forzada de sus trabajadores en el extranjero también cortaría las fuentes vitales de divisas, añadió.

Por otro lado, la ONU calculó que la última prohibición,  reduciría en un tercio los ingresos por exportaciones anuales de 3.000 millones de dólares de Corea del Norte.

Hasta el momento estas son las ultima sanciones imputadadas hacia el  programa nuclear que ha generado tensiones militares desde hace 32 años.

 

FUENTES:

REUTERS (1) (2)

El observador (1)

comments