Martes, 14 Agosto 2018

El Presidente Donald Trump desató el caos al anunciar la imposición de aranceles al acero y aluminio con el fin de afectar a China y protegerse de cualquier conflicto bélico.

 

Este jueves en la mañana, Donald Trump, presidente de los Estados Unidos dio el anuncio de que planeaba imponer un arancel masivo del 25% de importaciones de acero y sus derivados, además de imponer un 10% de arancel en las importaciones de aluminio. La medida está dirigida a China, pues es el país con mayor producción de acero en el mundo; no obstante, según cifras del Wall Street Jornal, solo un poco más del 2% del acero importado desde EEUU en el 2017 proviene del país asiático, empero afectaría principalmente a un aliado comercial también norteamericano: Canadá. La razón oficial es que hay un desbalance comercial que no está beneficiando a la industria de acero estadounidense y una razón de seguridad nacional, pues si importan demasiado acero y aluminio estarían en desventaja frente a un enfrentamiento bélico.

Las industrias más afectadas serian la automotriz y la aeroespacial, pero podrían afectar a empresas de productos diarios debido al gran consumo de alimentos enlatados, sumado al hecho que muchos artículos de electrónica contienen metal. Según Bloomberg Intelligence, los contenedores y embalaje conforman un 18% del consumo de aluminio en los Estados Unidos y la imposición de aranceles obligaría a las empresas productoras a aumentar el precio de venta que afectaría a los ciudadanos.

Esta declaración origino caos en el mundo pues surgió la sensación de una inminente guerra comercial entre aliados y no aliados comerciales, de tal manera que ocurrió una caída de los mercados bursátiles en el mundo. Una de las preocupaciones de los inversores es que este anuncio por parte de Trump pueda dar inicio a una ola de políticas proteccionistas en todo el mundo que perjudicaría a empresas y a la economía. Por su parte el presidente de la Casa Blanca expresó en su cuenta de Twitter que “las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar”.

En definitiva, este anuncio es solo una prueba más de su creencia de “América primero”, lema que ha marcado el discurso de Trump y que desde una perspectiva económica se vio reflejado en el abandono del Tratado Comercial Pacifico (TPP) y el olvido del proyecto del acuerdo con Europa (TTIP).

 

Fuentes:

CNN Español (1) (2)

BBC (1)

Gestion (1)

La Vanguardia (1)

El Pais (1)

comments