Domingo, 23 Septiembre 2018

Hoy en día es habitual encontrar personas venezolanas en las calles vendiendo diversos productos para subsistir. O incluso es una escena común encontrar venezolanos atendiendo en restaurantes como mozos. Como se sabe por la coyuntura venezolana, en los últimos meses se ha registrado una tasa de crecimiento elevada de las migraciones venezolanas hacia Perú. Ante este contexto, la pregunta que surge inmediatamente es: ¿Las migraciones de venezolanos a Perú afecta el empleo peruano?

 

Para tener una idea, hace algunos días, la Superintendencia Nacional de Migraciones informó que en el Perú hay actualmente más de 146 mil venezolanos, de ellos, 31 mil 300 cuentan con Permiso Temporal de Permanencia (PTP), lo cual les permite trabajar y tributar con todos los derechos laborales. Mientras que la población económicamente activa en Perú es de 17.4 millones, según el INEI. No es sorpresa que el número de trabajadores potenciales venezolanos son claramente menores que los peruanos. Estas cifras hacen dudar de los estragos que podría causar tan pequeño porcentaje en la empleabilidad peruana.

Sin embargo, ante esta coyuntura, Miguel Jaramillo, investigador del Grupo de Análisis para el Desarrollo, para una entrevista para RPP Noticias, declara que los salarios podrían bajar. El riesgo, según sostiene el economista, es que los salarios bajen en los sectores donde más se contrata a venezolanos, debido a que por necesidad estos están dispuestos a recibir un menor ingreso por el mismo trabajo que un peruano. Pero Jaramillo menciona que esto tiende a estabilizarse, ya que “si hay una demanda de mano de obra que es fija el aumento de la oferta va a ejercer una presión a la baja de los salarios, es lo que el modelo más sencillo te diría, pero lo que muestra es que los salarios nominales son muy resistentes a la baja”, señaló.

Por otro lado, el abogado laboralista, Jorge Toyama, anotó lo siguiente: “A nivel extranjero, estadísticamente los venezolanos son la mayoría hoy en día. La mano de obra venezolana es menos cara. Sobre todo, en sectores donde hay mucha rotación como consumo, servicio y comercio”.

“Pequeñas y medianas empresas están tomando –por decirlo de alguna manera- ventaja de la demanda. Hoy hay mayor demanda de mano de obra venezolana barata y necesitada. Eso lo ves en los mozos o actividades no calificadas”, añade.

Esto quiere decir que, aunque la PEA venezolana instalada en Perú sea menor a la nuestra, los empleadores prefieren mano de obra venezolana. Este fenómeno agudiza el subempleo y la informalidad peruana.

Siguiendo una línea simple de un modelo macroeconómico, se espera que muy pronto los salarios, especialmente en los rubros ya mencionados, caigan. Dadas las circunstancias, es imperativo que el presidente Pedro Pablo Kuczynski el día de mañana tome medidas acerca del informe que se le entregará a manos del ministro de Trabajo, Javier Barreda.

Finalmente, en los últimos días, según cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el desempleo en Lima Metropolitana alcanzó el 8% (su nivel más alto en casi 6 años). Según el INEI, solo en los últimos tres meses se han eliminado 45,900 puestos de trabajo formales. Todo este panorama coincide con las altas tasas migratorias de venezolanos a Perú en los últimos meses. Entonces, ¿O es producto del azar que luego de 6 años Lima Metropolitana se encuentre con 8% de desempleo, o es que el Ministerio de Trabajo y Promoción de Empleo debería tomar medidas regulatorias de empleabilidad para extranjeros y peruanos?

Fuente:

(1) RPP

(2) (2)Gestión

(3) Altavoz

(4) Correo

 

comments