Viernes, 17 Agosto 2018

La participación de Perú en el Mundial Rusia 2018 aumentará el consumo y el PBI. Especialistas señalan que los sectores más beneficiados con este impulso serán los de comercio, servicios y manufactura.

 

 

 

El año pasado fuimos testigos de la gran emoción que significó la clasificación al Mundial Rusia 2018 para los hinchas peruanos, quienes esperaron más de 36 años para ver a la selección blanquirroja en una copa del mundo. Sin embargo, las buenas noticias no terminan ahí. La participación del Perú en este evento deportivo tendrá un impacto positivo en la economía.

Como muestra de lo que la emoción futbolística puede generar en el consumo, en noviembre pasado, tras los partidos contra Colombia y Nueva Zelanda, el consumo creció de manera tal que generó un crecimiento del PBI anual en 0,17% en solo estos dos partidos.

Según el economista Juan Odar de Phase Consultores, en cada partido se movieron alrededor de S/200 millones. Los sectores más beneficiados fueron comercio con S/150 millones, servicios con S/ 26 millones y manufactura con S/ 25 millones, aproximádamente. Sin embargo, se estima que por efectos de encadenamiento se habrían movido dentro de la economía un total de S/ 1100 millones.

Para este 2018, los especialistas señalan que, gracias al optimismo mundialista, el consumo de licores, cervezas, destilados, televisores, camisetas, restaurantes, tarjetas de crédito, compras en línea, entre otros, generarán un impulso significativo en el crecimiento de varios sectores como en el año pasado. "Se estima que la semana previa a la inauguración del mundial se venderán 60 mil televisores", afirmó el gerente de ventas de Consumer Electronics de LG, Mario Rabanal.

Para Arnaldo Aguirre, gerente de Estudios Multiclientes de Arellano Marketing, el optimismo en torno a la participación de la selección en el Mundial Rusia 2018 generará un crecimiento de hasta 1% en el PBI para este año. Los especialistas están de acuerdo en que este impulso tendrá solo efectos de corto plazo en la economía, aunque esto contribuye definitivamente a un PBI más alto del que habríamos esperado para este año sin la clasificación; especialmente teniendo en cuenta la actual situación de inestabilidad política del país.

 

Fuentes: 

Gestión (1)

El Comercio (1) (2)

Perú 21 (1)

RPP (1)

 

comments