Domingo, 22 Abril 2018

Este lunes, China anunció la imposición de aranceles adicionales a 128 productos estadounidenses en respuesta a los aranceles impuestos por EE.UU. sobre las importaciones de acero y aluminio chinos.

China cumplió su palabra. En medio de la guerra comercial declarada por EE.UU. al gigante asiático, China respondió la reciente imposición estadounidense sobre sus exportaciones de acero y aluminio con aranceles de hasta el 25% a 128 productos del país norteamericano. De este grupo, los productos como vinos y frutas tendrán un arancel de hasta 15%, mientras que los relacionados a carne de cerdo tendrán uno de 25%. Estas tarifas punitivas se estiman alrededor de 3 mil millones de dólares.

Pekín había advertido a EE.UU. que tomaría esta decisión si no retiraba las tarifas a sus exportaciones de acero y aluminio. Ante la persistencia de la medida estadounidense, cumplieron su advertencia. El Ministerio de Finanzas chino manifestó que con estos aranceles se busca compensar a China por los daños ocasionados como consecuencia de los aranceles impuestos por EE.UU. anteriormente. Asimismo, instó a Washington a  poner fin a sus políticas proteccionistas ya que “violan las reglas de juego de la OMC” y a cooperar antes que enfrentarse.

La guerra continúa           

A pesar de los pedidos de China, el gobierno de Trump sigue firme en su aplicación de medidas proteccionistas en contra del país asiático. Recientemente anunció la futura imposición de aranceles a importaciones chinas en los sectores de tecnología y telecomunicaciones. Estos estarían enfocados a empresas chinas de alta tecnología para castigarlas por obligar a empresas estadounidenses a revelar sus secretos a cambio de permitírseles trabajar en China.  Con ese fin, Robert Lighthizer, representante de comercio de EE.UU., tendrá que presentar, en menos de dos meses, las especificaciones de estos aranceles adicionales que tendrán un valor estimado de hasta 60 mil millones de dólares, los que tendrían un impacto claramente mayor comparado con los impuestos sobre el acero y aluminio chinos.  

 

Fuentes:

Gestión (1) (2)

El Comercio (1)

Clarín (1)

El Mundo (1)

comments