Domingo, 18 Noviembre 2018

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el aumento en seis sectores de la economía explicarían cerca del 60% del crecimiento de la producción nacional en marzo.

La producción nacional creció 3,93%, lo cual se asemeja a la cantidad que aumentó hace un año. Con esto se cumplen catorce meses de crecimiento ininterrumpido. Previamente, el titular del MEF, David Tuesta, declaró estar “casi seguro” de que el crecimiento sería de 5%. De acuerdo al Informe Técnico de Producción Nacional, las cifras han sido favorables en el primer trimestre del 2018 para la economía peruana. En los últimos doce meses, esta ha variado positivamente en 2,69%.

Los resultados recientemente publicados corresponden a una recuperación tanto de la demanda interna como externa. Los bienes de consumo no duraderos fueron los que experimentaron un mayor aumento de la demanda al alcanzar un 18,45%. En esta categoría se incluyen todas las mercancías que tienen una vida útil menor a un año.  Por otra parte, las ventas minoristas y los créditos de consumo aumentaron en 3,55% y 6,56% respectivamente. Sobre los créditos de consumo, los bancos concentran más del 75% del mercado y han aumentado las facilidades para acceder a un microcrédito.

La economía peruana se apoya básicamente en los sectores servicios y primario exportador. A largo plazo, se vuelve inviable mantener un crecimiento continuo. En un estudio elaborado por la OCDE en el 2016 se menciona que el Perú ha caído en la ‘trampa del ingreso medio’, forma a la que se denomina a la prolongada desaceleración que se produce luego de haber alcanzado un ingreso medio alto durante un crecimiento sostenido. Esto ocurre debido a que el país ya no puede depender de los que habitualmente han sido sus motores de crecimiento para continuar progresando, como por ejemplo la acumulación de mano de obra o los bajos costos laborales, entre otros aspectos.

Por ello es importante resaltar el crecimiento sostenido a lo largo de los últimos catorce meses. Sin embargo, este crecimiento se contrapone al aumento de la pobreza en el país. El economista francés, Thomas Piketty, en El capital del siglo XXI, afirma que el crecimiento siempre ha sido relativo y que muchas veces se sobredimensiona la situación real de los países. Ya sea por factores excepcionales o fenómenos de acortamiento de distancias, en realidad siempre el crecimiento ha sido un proceso débil. Por lo tanto, el alto índice de pobreza solo indica que la calificación de ‘país de renta media alta’ es algo relativo. La cantidad de personas pertenecientes a grupos vulnerables ha aumentado, representando el 21,7% de la población, la cual en caso de inestabilidad económica o desaceleración caerían en una situación más crítica aún.

Fuentes: 

Semana Económica (1)

Gestión (1)

RPP  (1)

INEI (1)

 El capital del siglo XXI, de Thomas Piketty

Estudio multidimensional, vol.II, de la OCDE

comments