Domingo, 23 Septiembre 2018

La decisión del presidente Donald Trump, anunciada el 14 de mayo, dio a conocer que tomará acciones con respecto a las consecuencias que generó la sanción impuesta al gigante tecnológico chino ZTE. Esta decisión ha generado polémica con respecto a cuáles son los motivos detrás de la toma de esta.

En abril de este año, el Departamento de Comercio de Estados Unidos ordenó que las empresas estadounidenses dejen de vender partes o proveer servicios por siete años a la compañía ZTE, la cual produce Smartphones y otros equipos de telecomunicación. Asimismo, se le impuso una sanción económica de $1.100 millones. Estas medidas fueron tomadas por Estados Unidos argumentando como motivo la defensa ante la exportación ilegal de productos estadounidenses a Irán y Corea del Norte por parte de la compañía ZTE, la cual admitió dichas acusaciones. Todo esto trajo como consecuencia que el día 9 de mayo dicha compañía anunciara el cese de sus actividades.

Sin embargo, el 14 de mayo, el presidente Donald Trump anunció, vía Twitter, que está trabajando con el presidente chino Xi Jinping para “recuperar rápidamente el negocio de la enorme compañía ZTE”, debido a que se han perdido muchos empleos en China.

Pero detrás de esta decisión hay tres motivos que explican este cambio drástico en la postura de Donald Trump.

La economía estadounidense

Si bien en el tweet Trump solo menciona como motivo que se están perdiendo muchos empleos en China, seria perjudicial que dicha compañía suspenda sus operaciones, ya que también correrían peligro los empleos en su propio país, puesto que ZTE emplea a unas 80.000 personas.

Por otro lado, ZTE tiene clientes importantes en Estados Unidos como Qualcomm, que es el principal proveedor de procesadores para dispositivos móviles del mundo. Esta compañía estadounidense proporciona al menos una cuarta parte de los componentes que usa ZTE.

El desarrollo del 5G

ZTE, junto con Qualcomm, es una de las principales compañías que compiten para desarrollar la tecnología 5G, cuya llegada se espera para el 2020.

La cuestión geopolítica

Según Douglas Jacobson, abogado en Washington DC que representa a algunos proveedores de ZTE, comentó a la BBC que este caso es inusual y que ha pasado de ser un asunto de sanciones a una cuestión geopolítica.

Esta decisión es un antecedente de las conversaciones que tendrán lugar en Washington durante estas semanas con la finalidad de resolver la tensión comercial entre China y Estados Unidos.

Fuentes:

El Comercio(1)

BBC Mundo(1)

CNN (1)

comments