Sábado, 20 Octubre 2018
Créditos: Gestión

La bolsa de Nueva York (NYSE) notificó a Graña y Montero (G&M) que ha iniciado el proceso de deslistado de sus valores (ADR). La firma peruana apelará la decisión.

 

La bolsa de New York (NYSE, por sus siglas en inglés) decidió deslistar las acciones de la constructora Graña y Montero (G&M) y suspender la negociación de valores de la empresa, debido a que esta incumplió con los plazos establecidos para poder presentar sus estados financieros auditados correspondientes al 2017 (F-20, según la norma estadounidense).

"La compañía no logró presentar dentro del plazo los estados financieros auditados correspondientes al año 2017, ésta se encontraría todavía en incumplimiento. Por esa razón, NYSE notificó a la compañía la suspensión de la negociación", dijo Graña y Montero en un comunicado ayer.

Las acciones de Graña y Montero pasarán a cotizar al mercado “Over-The-Counter” (OTC) también conocido como extrabursátil durante el periodo que dure la suspensión. Un mercado extrabursátil es un mercado paralelo no organizado donde además de acciones se negocian otros instrumentos financieros (acciones, bonos, materias primas, swaps o derivados de crédito). Estas operaciones se llevan a cabo entre dos partes (bancos, brokers, instituciones financieras y clientes corporativos) sin pasar por la regulación de una Bolsa de Valores.

Las acciones de la constructora Graña y Montero cayeron en gran medida el viernes en la Bolsa de Valores de Lima (BVL), tras el comunicado de la NYSE. Así, al promediar el mediodía de este 18 de mayo, los papeles de la compañía alcanzaron una caída cercana al 14%. Conforme pasaran las horas continuaron su senda a la baja. Al promediar la una de la tarde los papeles de Graña y Montero retrocedieron un 8.70% a S/ 2.10.

A su vez el CEO de Graña y Montero, Luis Díaz Oliver, se pronunció respecto a la decisión de la NYSE de congelar las acciones de la compañía e iniciar el proceso de deslistado de ese mercado. Díaz explicó que no se encuentran deslistados todavía y apelarán a la decisión de la NYSE dentro de los 10 días hábiles correspondientes, tras ello la NYSE contará con 25 días en los que podrá decidir las acciones que tomará.

Para que la apelación sea posible, G&M deberá presentar un plan de remediación, en el cual la empresa se compromete con un cronograma para así regularizar la situación y el proceso pase a ser automático, por lo que la constructora asegura entregar los estados financieros auditados del  2017 para fines de junio de 2018 y estima que debería estar volviendo a cotizar en Wall Street.

"Por las dificultades que hemos tenido al volver a procesar la auditoría de los estados financieros del 2015 [necesaria según la regulación de EE.UU.], terminamos postergando la entrega de los del 2017", explicó en un conference call con inversionistas.

"No estamos siendo deslistados. Lo que hay es una situación administrativa. El motivo de apelación del deslistado es administrativo y se ejecuta ni bien se presenta la información. Curada la falla administrativa, ya no hay razón para deslistar", agregó.

 

Fuentes:

El Comercio (1)

Gestión (1)

Semana Económica (1)

RPP (1)

Perú 21 (1)

 

comments