Miércoles, 12 Diciembre 2018

Aún se esperan otros incrementos entre este y el próximo año, dependiendo de varios factores de la actividad económica; sin embargo, ya existe una cierta preocupación por estas alzas en corto tiempo y sus posibles efectos negativos para la economía y  la población.

 

 

 

 

 

El día miércoles, la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos hizo efectivo el aumento de la tasa de interés al 2 por ciento, como parte de una serie de pasos para regresar las tasas a niveles históricamente normales. Esta es la segunda vez en el año que se da un aumento y el séptimo desde el final de la gran recesión del 2008. Sin duda este aumento de tasas se debe al optimismo que existe sobre la mejora de la economía que se ha fortalecido, según Jerome Powell, presidente de la FED.

Otra razón importante a esta alza es que la fuerza laboral continua experimentando un lento crecimiento de sus salarios; sin embargo, el desempleo está en 3.8% y aún no hay un aumento significativo de estos salarios como consecuencia del calentamiento de la economía por su crecimiento. Por ello, según la opinión de algunos analistas muchos incrementos, en poco tiempo, podrían generar un efecto negativo en la economía norteamericana, cuando aún no se ha experimentado lo favorable del crecimiento.

Por otro lado, entre los anuncios de la FED se espera que el crecimiento de la economía llegue a los 2.8% para este año, mayor que los 2.7% pronosticado en marzo. Además, según sus proyecciones, el desempleo caerá a 3.6% por debajo de lo pronosticado en marzo también.

Uno de los efectos inmediatos luego del anuncio fue ligeramente negativo en Wall Street donde el índice industrial Dow Jones cayó en 0.47% en su cierre; el Nasdaq en 0.11%  y el S&P en 0.4%. En cuanto al precio del petróleo, se observó un incremento por una caída de los inventarios de crudo de Estados Unidos y una mayor demanda, pero las alzas se vieron recortadas luego del alza de tasas de interés por FED.

Es de esperar también que, luego del alza, las finanzas de las personas se vean afectadas de distintas formas. Por ejemplo, el acceso al crédito será más caro, al igual que habrá algún efecto en las tasas hipotecarias, ya que están vinculadas a los rendimientos de los bonos de Estados Unidos.  Incluso los préstamos estudiantiles pueden verse afectados sobre todo los que son privados, ya que esta alza de tasas provocará que los estudiantes paguen más en intereses.

Por último, de acuerdo a la FED, aún se espera que haya tres alzas de tasas para el año 2019, incluso con una cuarta alza a finales del 2018.

 

Fuentes:

The New York Times (1)

CNBC (1) (2)

Expansión (1)

comments
< >