Domingo, 22 Septiembre 2019

Donald Trump declaró que no aplicará los aranceles anunciados, mientras que el gobierno mexicano se comprometa a evitar las olas migratorias. México, a su vez,  aplicará “medidas fuertes” para resolver este problema desde sus cimientos.

 

 

 

 

 

La tensa situación entre Estados Unidos y México parece resuelta. El viernes pasado, el presidente norteamericano anunció un acuerdo entre su gobierno y la nación mexicana. Mediante su cuenta de twitter, el mandatario celebró el consenso. “Me complace informarles que Estados Unidos ha logrado un acuerdo firmado con México. Los aranceles programados para ser implementados por Estados Unidos el lunes, en contra de México, están suspendidos indefinidamente", comentó.

No obstante, recordemos que desde su gira por Europa, Donald Trump amenazó con adoptar una serie de impuestos a los productos mexicanos. Frente a esta medida, el régimen de Andrés López Obrador mostró su preocupación, pues casi el 80% de sus exportaciones se dirigen hacia Estados Unidos. Además, el gremio empresarial norteamericano evidenció su desacuerdo, ya que el comercio libre de aranceles es una característica fundamental para el crecimiento de su país. También, el Congreso norteamericano rechazó los aranceles, pues representan un perjuicio para el comercio.

El acuerdo

Desde el inicio de su mandato, Trump mostró su preocupación por la excesiva cantidad de inmigrantes que llegaban a sus fronteras. Al finalizar las tres jornadas de negociación, la comisión mexicana, al mando del canciller Marcelo Ebrad, se comprometió en aplicar “medidas fuertes” para detener la corriente migratoria. Para lograrlo, se deberá reforzar las fronteras mexicanas empleando 6000 agentes de la recién creada Guardia Nacional.

Además, el presidente López Obrador declaró que su gobierno estará enfocado en promover el desarrollo de la región centroamericana, ya que, de esa manera, se resolverán las causas fundamentales de la migración. A su vez, es necesario resaltar que la mayoría de inmigrantes huyen de su país debido a la falta de oportunidades y a los altos índices de inseguridad debido a las bandas criminales.

Tras escuchar a su contraparte mexicano, Donald Trump se mostró satisfecho con el acuerdo y decidió no aplicar los aranceles propuestos que iniciarían en un 5%, con aumentos sucesivos cada mes, hasta llegar al 25%. "México, a su vez, acordó tomar medidas enérgicas para detener la marea de la migración a través de México y hacia nuestra frontera sur. Esto se está haciendo para reducir o eliminar en gran medida la inmigración ilegal que viene de México a Estados Unidos", agregó el presidente norteamericano.

 

Fuentes:

El Comercio (1)

Perú 21 (2)

El País (3)

comments
< >