Martes, 12 Noviembre 2019

La desaceleración económica ha generado el descontento en la población, quien considera que el presidente Vizcarra la ha manejado de manera inadecuada. Las bajas cifras en el crecimiento evidencian una contracción que preocupa a distintos economistas del sector. Frente a ello, Carlos Oliva y el MEF se alistan para aplicar una serie de medidas que reactiven la economía.

 

 

La ciudadanía no se muestra conforme con el desempeño económico de nuestro país bajo el gobierno de Martín Vizcarra. En una reciente encuesta realizada por Pulso Perú, el 53% de peruanos desaprobó el manejo económico del mandatario –el rechazo se incrementa en los sectores C (57,6%) y D/E (53,2%). Ello se debe a los desfavorables resultados obtenidos en el primer trimestre del año (de enero a marzo), cuya cifra de crecimiento de 2,28% evidenció el lento avance de la economía. El descontento se agudizó cuando el INEI publicó la menesterosa cifra de 0.02% como resultado de crecimiento en abril. La caída del mes pasado fue declarada como la peor contracción económica en dos años para el Instituto Nacional de Estadística e Informática.

Frente al complicado contexto económico que atraviesa el país, múltiples especialistas y autoridades han declarado su posición al respecto. En la mayoría de casos, culpan que el presidente Vizcarra ha olvidado el plano económico para enfocarse en la lucha contra la corrupción y en la pugna que mantiene con el Congreso.

El economista Pedro Francke manifestó, en un semanario local, que el pésimo balance económico experimentado por el Perú responde a la reducción de la inversión pública. Entre enero y mayo, el gasto por inversión pública se redujo en mil millones -mostrando una caída de 10% respecto al año anterior.

Por su parte, Carlos Oliva, líder del MEF y uno de los principales criticados, declaró que las causas vinculadas con la desaceleración económica se están resolviendo en estos momentos. Además, resaltó el papel de la inversión pública para otorgarle dinamismo a la economía. Sin embargo, reafirmó que la solución al problema no es cuestión de inyectar más dinero al país, sino un tema de gestión pública. Por tanto, la postura del MEF frente al débil crecimiento no se vinculará con incrementar el presupuesto público, sino con “gastar lo necesario” como declaró Oliva.

Recordemos que, para el país, será improbable –por no decir imposible –alcanzar la cifra de 4% de crecimiento proyectada para este año.  En ese sentido, el ministro de Economía analizó la posibilidad de reformular la proyección de crecimiento y publicar una cifra más realista en agosto. De acuerdo a Waldo Mendoza, presidente del Consejo Fiscal, proyectar el 3,5% sería un número más acorde a nuestra situación actual. Sin embargo, declaró que crecer por debajo de 3,7% este año sería un fracaso económico.

Otro de los puntos criticados al Ejecutivo por diversos economistas, es la excesiva atención a las reformas políticas y el olvido del tema económico. Si bien, remediar los efectos de la corrupción fortalece a la nación y le otorga mayor eficiencia a las instituciones nacionales es necesario que el Gobierno se enfoque en el panorama íntegro del país y no olvide un sector tan importante como la economía para alcanzar el desarrollo deseado.

Sobre este tema, Julio Lira Segura, director del diario Gestión, opinó que el crecimiento de 0,02% alcanzado en abril es el reflejo de la distinta preocupación que le da Vizcarra al plano económico frente a las reformas políticas y judiciales. Resaltó la importancia de la renovación judicial, pero recomendó que el Ejecutivo se dedique a las reformas y a la búsqueda del crecimiento con similar esfuerzo. 

 

Fuentes:

Diario Gestión              : Publicado el 19 de junio del 2019 y el 21 junio de  2019 (Edición impresa)

Hildebrant en sus trece : Publicado el 21 de junio del 2019 (Edición impresa)

La República                : Publicado el 20 de junio del 2019 (Edición impresa)

El Comercio                 : Publicado el 20 de junio del 2019 (Edición impresa)

comments
< >