Martes, 12 Noviembre 2019

 Claramente, no están dadas las condiciones sociales para empezar la construcción del proyecto. Por ello, el  gobierno lo ha mencionado claramente: no vamos a imponer Tía María, pero no podemos permitir que las otras actividades económicas  se paralicen por un problema de este tipo.

 

Nuevamente, tía María en el ojo de la tormenta por decisión del consejo de minería, el ente autónomo adscrita al Ministerio de Energía y Minas (Minem), otorgó licenciamiento de construcción. Esta decisión no solo ha generado que los arequipeños, anuncien la radicalización de sus protestas, sino que ha provocado una respuesta en el Poder Ejecutivo no desea imponer el proyecto minero, debido a que no está cumpliendo con las condiciones sociales que lo impulsen. Para ello, se creó el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) su principal función es revisar el EIA (El Estudio de Impacto Ambientaldel proyecto Tía María, según anunció el presidente Martín Vizcarra. Asimismo, Fabiola Muñoz, ministra del medio ambiente, aclaró que el ente solo está verificando que la empresa Southern aún no iniciado la construcción de la actividad minero.

Antonieta Alva, la ministra de Economía, consideró que el fallo del Consejo de Minería a favor del proyecto Tía María es insuficiente para que se inicien las operaciones, por lo que primero debería de apostar por el diálogo. En declaraciones brindada a TV Perú noches anteriores, ella mencionó que pese a que existe una vialidad por parte de consejo de minería solo es un proceso administrativo, lo cual es una condición suficiente mas no suficiente para iniciar operaciones en Tía María. En este sentido, al buscar condiciones suficientes es que el proyecto sea sostenible; es decir, asegurar condiciones ambientales, sociales y económicas.

Por otro lado, Vicente Zevallos, Presidente del Consejo de Ministros, reconoce que la minería y la inversión privada son muy importante para el crecimiento económico del país, pero el Gobierno no apostará por proyectos en los cuales no existan condiciones ambientales y sociales para el desarrollo.

Finamente, Muñoz reiteró que no comenzará la construcción si no existen las condiciones sociales para lo cual llamó al diálogo sobre el proyecto a toda la población del Valle de Tambo, pues es la única forma de poder avanzar. Además, recordó que seguimos en esta situación porque existe un panorama de desconfianza por parte de la población, el rechazo radica en el temor que la mina contamine sus fuentes de agua y tierras agrícolas, pero para ello la solución es el dialogo y transparencia de la información, pues si se siguen con las protestas y bloqueos están perjudicando a los agricultores y escolares de la zona, pues los primeros perderán cosechas y los segundos pierden clases. Por lo tanto, lo que le pedimos a la población es calma, ya que la violencia no es la solución.

 

Fuentes:

Gestión (1) (2) (3)

Perú 21 (4)

RPP (5)

La República (6)

comments
< >