Jueves, 05 Diciembre 2019

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) realizó la Encuesta de habilidades al trabajo (ENHAT 2017-2018). Con el fin, de orientar al gobierno en la elaboración de una propuesta de reforma integral del sistema de formación laboral. Los resultados evidencian el bajo nivel de adopción de nuevas tecnologías de las empresas peruanas, lo que es preocupante, dado que puede ser un indicativo de que no están invirtiendo en tecnologías que les permitan ser más productivas y competitivas en el mercado global. 

 

En el 2015, a solicitud del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) diseñó un proyecto de cooperación técnica no rembolsable orientado a apoyar la reforma del sistema de formación laboral del país. Uno de los componentes de este proyecto consiste en contribuir a generar evidencia sobre las características y los retos que enfrenta el sistema de formación laboral; en particular, obteniendo información sobre la brecha de habilidades medida desde la demanda laboral. Este componente fue desarrollado en coordinación con el Instituto Nacional de Estadísticas e Informática (INEI) en el diseño de la ENHAT 2017-2018( La Encuesta de habilidades al trabajo)  

Las principales conclusiones de la investigación señalan que existe un bajo nivel de adopción de nuevas tecnologías por parte del sector privado., ya que solo el 27% de las empresas usa al menos una nueva tecnología. Y, si excluimos las tecnologías de los servicios avanzados en redes (computación en la nube, datos masivos, etc.), el porcentaje disminuye a solo el 7% de las empresas. El bajo nivel de adopción de nuevas tecnologías es preocupante, ya que puede ser un indicativo de que las empresas peruanas no están invirtiendo en tecnologías que les permitan ser más productivas y competitivas a futuro

Cabe señalar que el uso de nuevas tecnologías aún no está muy extendido entre las empresas en Perú, con excepción de los servicios avanzados en redes, de los cuales se prevé que serán importantes para la empresa en los próximos tres años. Pese a que la principal razón por la cual no se introduce nuevas tecnologías es que no hay demanda en la empresa, existe un grupo de empresas que no los utiliza debido a la brecha de habilidades (12% en internas y 7% en externas).

Asimismo, existe una importante brecha externa de habilidades en Perú, ya que un 47% de las empresas que ofrecen vacantes tienen dificultades para cubrirlas. En los sectores de salud y otros servicios, y en los grupos ocupacionales de profesionales técnicos, jefes y administrativos, se registran las mayores dificultades para conseguir personal para sus vacantes. También, la principal causa de que la fuerza laboral no sea plenamente competente es la escasa oferta de trabajadores con las habilidades y experiencia requeridas. Se evidencia que las habilidades más escasas son las socioemocionales. De hecho, la mayoría de las empresas no contrataría a alguien que no tenga las habilidades socioemocionales requeridas pese a que sí tenga las habilidades técnicas. En ese sentido, más del 80% de las empresas indican que faltan habilidades socioemocionales en su personal.  La principal consecuencia de la brecha de habilidades, según las empresas, es que genera problemas en la atención al cliente, en especial, por parte del personal de servicios y vendedores que no son plenamente competentes

Finalmente, en la ENHAT no se observa una verdadera amenaza en el empleo. Al respecto un estudio realizado por el BID que lleva de título “ Are we Nerarly There Yet?: New Technology Adoption and Labor Demand in Perú” muestra que las pocas empresas en Perú que adoptan nuevas tecnologías incrementan su demanda de personal calificado y no modifican su demanda de trabajadores menos calificados.

 

BID (1) (2) (3)

comments
< >