Domingo, 21 Enero 2018

Durante las operaciones se destruyeron siete cargadores frontales, cinco retroexcavadoras, 13 volquetes, dos tolvas metálicas y cinco motores, maquinarias por un monto aproximado de US$ 7 millones.

En lo que significa el primer operativo de este tipo, el gobierno intervino cinco canteras de minería ilegal no metálica, localizadas en la zona “Quebrada Cruz de Hueso” del distrito limeño de San Bartolo.

Tal intervención fue liderada por el Alto Comisionado en Asuntos de Formalización de la Minería de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), Daniel Urresti y por el coordinador nacional de las fiscalías especializadas en Medio Ambiente, el fiscal superior Antonio Fernández Jerí.

En el operativo además participaron 18 fiscales, efectivos de la Policía Nacional y funcionarios de los ministerios del Ambiente y Energía y Minas; teniendo como saldo 17 detenciones.

Según indicó Daniel Urresti, minería metálica y no metálica reciben el mismo tratamiento para su explotación, en el sentido que, debe haber un denuncio y una concesión, se deben obtener los permisos correspondientes y cumplir la normativa de medio ambiente. De esta forma advierte, “el boom de la construcción ha hecho que algunas personas busquen agregados para la construcción como: arena fina, gruesa y hormigón y empiezan (sic) a explotar con sus máquinas, sin haber cumplido los requisitos de ley”.

Asimismo, manifestó que en la zona intervenida dicha actividad ilegal tiene varios años de existencia, sin los debidos estudios de impacto ambiental. Además, señaló que tal explotación de materiales también se viene realizando en áreas cercanas a las ciudades de Nazca, Ica y Chiclayo.

Fuente e Imagen: Diario "Gestión".

comments