Jueves, 18 Octubre 2018

El crecimiento de la economía alemana en el 2014 sería menor al 1.8% estimado por el Gobierno. Las tensiones geopolíticas en la región habrían desacelerado la industria.

 

El ministro de economía alemán, Sigmar Gabriel, declaró que la crisis entre Rusia y Ucrania afectó la inversión de la mayor economía de Europa porque influyó a las empresas que tenían negocios directos con Rusia y a la confianza empresarial. "Podríamos ver una expansión este año inferior a nuestro pronóstico de un 1,8 por ciento (...) pero todavía tenemos un sólido impulso de crecimiento y el mercado laboral es fuerte", dijo en una entrevista a la radio Deutschlandfunk.

La economía alemana creció a comienzos del año gracias al efecto positivo de un invierno boreal templado que impulsó la actividad de producción, aunque ésta se contrajo en 0.2% en el segundo trimestre. A pesar de esto, Gabriel sostuvo que el país esta bien posicionado en comparación con sus pares de la Zona Euro. "Tenemos el mayor número de empleados que Alemania nunca tuvo: 42 millones, pero lo más importante: más de 30 millones de contribuciones al seguro social, 500.000 más que el año pasado.(...)  Alemania está realmente en muy buena forma.", agregó.

Respecto a las consecuencias de las sanciones impuestas a Rusia, el ministro señaló que eran necesarias para mostrar que un país no puede anexar o invadir a otro sin que se den medidas reprobatorias "Si solo nos hubiésemos quedado mirando, creo que el mundo sería muy peligroso para nuestro hijos y nietos", comentó.

Fuentes:

Deutschlandfunk, Gestión

comments