Lunes, 18 Junio 2018

Aunque se acercan a la normalidad, se carece del crecimiento frenético que se experimentó antes del derrumbe. 

 

A pesar de en este año hemos presenciado una de las mayores destrucciones del mercado de valores chino, las acciones se han desempeñado considerablemente bien.  La dura caída acabó con 5 trillones de dólares en ganancias, lo equivalente al valor del Mercado de Valores Japonés.  Incluso cuando las advertencias sobre una burbuja aumentaron  y los ratios de precio-ganancia saltaron a sus más altos niveles en 5 años, los compradores especulativos siguieron comprando para apostar por mayores ganancias.

El índice compuesto de Shangai ha subido 13 por ciento en el 2015, superando por  cinco veces el crecimiento promedio anual de los 5 años anteriores. Desde su caída, este índice ha crecido 25 % y se encabeza a obtener la mayor ganancia entre los principales índices de mundiales de referencia de este trimestre. Sandy Mehta, el CEO de la base de Hong Kong de Value Investment Principals, dijo que este año fue “una montaña rusa para las acciones importantes pero el índice esta probablemente donde debería estar”.

Con respecto al continente asiático, las bolsas subieron en el comercio ligero, en tanto que los inversores consideran la perspectiva de un mayor estimulo de los líderes chinos. El Gobierno Chino ha dado luz verde a más medidas de estímulo, como una política monetaria más flexible y una política fiscal más contundente para combatir la desaceleración en el crecimiento. 

 

Fuentes:

bloomberg.com (1)

bloomberg.com (2)

 

 

comments