Jueves, 20 Septiembre 2018

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que la producción latinoamericana caerá un 0,3% debido a los problemas que atraviesa Brasil.

 

La región de América Latina y el Caribe seguirá en recesión este año, arrastrada por el retroceso de la economía Brasileña, que caerá un 3,5%, según los datos publicados hoy por el FMI.

La economía de la región caerá un 0,3% en 2016, mientras que en 2017 se recuperará hasta el 1,6%, apuntan las previsiones revisadas del FMI. En comparación con los pronósticos de octubre, estos datos suponen una revisión a la baja del 1,1 y el 0,7 puntos porcentuales, respectivamente.

"El producto interior bruto agregado de América Latina y el Caribe se contraerá también en 2016, aunque a una tasa más baja que en 2015, a pesar del crecimiento positivo en la mayoría de los países de la región", señala el FMI. Esto se debe principalmente a la recesión de Brasil y otros países en dificultades económicas.

Para la economía brasileña se pronostica un retroceso del 3,5% en 2016 y una recuperación hasta el 0,0% para 2017, lo que supone una revisión a la baja de 2,5 y 2,3 puntos porcentuales, respectivamente.

De esta forma, al FMI actualizar los números de su Perspectiva Mundial con relación a los datos divulgados en octubre pasado, Brasil pasó a tener la más severa revisión a la baja entre las economías emergentes y las latinoamericanas, con una reducción de nada menos que 2.5 puntos porcentuales.

En octubre, el FMI había estimado que Brasil terminaría 2016 con baja de 1%, pero los fundamentos empeoraron y la entidad financiera introdujo su drástica revisión a la baja. Al analizar el caso brasileño, el FMI estimó que la recesión brasileña, “causada por la incertidumbre política en medio de las secuelas” de las investigaciones sobre denuncias de corrupción en la estatal Petrobras, “está demostrando ser más profunda y prolongada de lo esperado”.

Fuente:

Fondo Monetario Internacional,

Gestión,

AFP,

El Comercio 

comments