Jueves, 16 Agosto 2018

De acuerdo a cifras del Banco Central de Reserva (BCR) en 2015 las remesas ascendieron a US$ 2.725 millones, de las cuales el 36% provinieron de EE.UU, es decir, casi US$ 1.000 millones. Cabe indicar que el mayor país de donde provienen las remesas al Perú es Estados Unidos, siguiendo Chile, España e Italia.

 

Se estima que la colonia de peruanos que reside en el país norteamericano es de 407 mil compatriotas, a los que se suman otros 220 mil peruanos, con nacionalidad estadounidense. Dichos peruanos en el exterior contribuyen en la economía local enviando remesas para sus familias. 

Por ello, si el  nuevo presidente de los Estados Unidos cumple sus promesas de endurecer la deportación y el  despido de inmigrantes latinos en su país, las remesas provenientes de aquel país podrían sufrir una caída drástica, al menos a primera impresión. En otras palabras, tal como afirma el economista Armando Mendoza, podría ser que si en el futuro se endurecen las condiciones contra los inmigrantes ilegales y hay una política de persecución o deportación, estos compatriotas no tendrían la capacidad para enviar remesas.

De acuerdo a cifras del Banco Central de Reserva (BCR) en 2015 las remesas ascendieron a US$ 2.725 millones, de las cuales el 36% provinieron de EE.UU, es decir, casi US$ 1.000 millones. No obstante, ante este supuesto, la situación para México (con 30 millones de mexicanos viviendo en EE.UU, entre legales e ilegales) así como de países centroamericanos sería más severo que el caso peruano.

Sin embargo, según Alberto Morisaki -gerente de Estudios Económicos de la Asociación de Bancos (Asbanc)- la economía norteamericana está en proceso de recuperación con buenos indicadores de empleo, inflación y crecimiento, por lo que el consumo y la inversión en dicho país debería crecer en lo que queda del año y para el 2017.

Son precisamente estos buenos indicadores económicos los que, para Morisaki, no permitirán medidas distintas a las de libre mercado y transferencia de divisas como ya viene funcionando. Por ello Alberto Morisaki mencionó que las remesas para fines de año podrían crecer más del 7% (US$ 2,915 millones).  Y De esta manera se estima que lo peruanos recibirán más de US$ 3,000 millones en remesas el próximo año.

 

Fuentes:

El Economista

Gestión

La República

RPP

 

comments