Viernes, 17 Agosto 2018

 Las lluvias han afectado el desempeño de la economía para este año; sin embargo, el sector construcción y el cambio en la política monetaria podrían impulsar el crecimiento. 

 

 

 

 

La disminución de los desastres producidos por el “Niño costero” han centrado la atención de instituciones y analistas en los daños producidos y las posibles repercusiones en el ámbito económico a futuro, por ello, han empezado a realizar y recalcular las proyecciones de crecimiento. El Banco Central de Reserva del Perú (BCR) ha estimado un menor crecimiento para la economía local este año, rebajando la proyección de 4.3% a 3.5%; producto de los últimos eventos meteorológicos registrados durante la temporada de verano, así como la paralización de grandes proyectos de infraestructura. “Esta estimación es una proyección con alto grado de incertidumbre” señaló Julio Velarde, presidente del BCR.

Por otro lado, según un reporte publicado por Scotiabank, la economía ya no crecería 5% en marzo de este año. Esta desaceleración se produce en sectores productivos relevantes afectados directamente como el comercio, transporte, construcción y agricultura. Cabe añadir que esta proyección considera la existencia de dos días hábiles más en comparación con marzo del año pasado por los feriados de Semana Santa celebrados en abril. Asimismo, dicho reporte indica que el crecimiento en febrero alcanzaría solo el 3%. En este caso, a diferencia del mes anterior, no se registró un efecto positivo producido por la pesca de anchoveta; también se registró una reducción en la inversión pública; así como la existencia de un día menos, al no ser un año bisiesto, en comparación con el año pasado.

Cambios en la política monetaria

El BCRP informó que reducir la tasa de interés de referencia para estimular la economía es una acción factible y bastante probable, ya que se recuerda que, salvo el mes de marzo, la inflación ha mantenido niveles bajos y estables. También anunció un aumento en la proyección del déficit fiscal de 2.5% a 2.8%; y una reducción en la tasa de encaje para la estimulación de la actividad económica. Por otra parte, la institución indicó que esta tendencia en la disminución del crecimiento podría variar si el sector construcción se ve influenciado por proyectos de reconstrucción en el norte del país. En caso se realizara esta situación, el incremento ganaría fuerza en los dos últimos trimestres del año (4.5% y 7%) y sería mayor al 1.8% estimado para este año.

Cifras

Según Macroconsult, los daños producidos por deslizamientos e inundaciones ascienden a US$3.124 millones o S/12.400 millones (Alrededor del 1.6% del PBI)

El 76% de estas pérdidas se concentran en carreteras y viviendas (US$1.259 millones y US$1.123 millones respectivamente)

Las regiones con mayores daños calculados como porcentaje del PBI son Huancavelica, Lambayeque, Ancash y Piura con 9.9%, 8.9%, 7% y 4.8% respectivamente. En Lima, la pérdida asciende a US$574 millones o 0.6% del PBI de la región.

Fuentes:

El Comercio (1) (2)

La República (1)

Andina (1)

comments