Martes, 14 Agosto 2018

El CEO y fundador de Uber, Travis Kalanick, deja la compañía en medio de turbulencias tras un mal año. Cómo se genero esto y qué debe enfrentar Uber a partir de este momento son puntos que se buscan aclarar en esta nota.

 

 

 

 

 

 

El presidente ejecutivo de la plataforma Uber, Travis Kalanick, anunció que se ausentará de su puesto  de forma indefinida de la emproblemada compañía de transportes, adelantó Reuters, y después confirmó el mismo Kalanick en un mail enviado a sus empleados.“Si estamos trabajando en hacer el Uber 2.0, necesito trabajar en el Travis 2.0 para ser el líder que la compañía necesita y que ustedes merecen”, agregó Kalanick a sus empleados. Pero ¿Por qué dijo esto? ¿Cómo inició todo?

Este fue un año lleno de escándalos. Eric Holder1 y su bufete fueron reclutados en febrero por Uber para investigar las prácticas de la compañía después que la ingeniera de Uber Susan Fowler publicó un texto en que detallaba situaciones que describió como acoso sexual y la falta de una respuesta adecuada de los gerentes.Fowler escribió en un blog personal sobre el año que pasó trabajando en Uber y sobre las insinuaciones que le hacía un jefe de área a través de mensajes de móvil. Fowler acudió al área de recursos humanos a denunciar el comportamiento de su superior, aunque el área descartó tomar acciones.El pasado 20 de febrero, Kalanick dijo en un mensaje de Twitter que lo descrito por Fowler era “aborrecible” y encomendó hacer una investigación interna, que derivó en 215 denuncias de acoso sexual, el despido de 20 empleados y “advertencias finales” a otros tantos.

También fue despedido Eric Alexander, jefe de Uber en la región de Asia-Pacífico, luego de que se revelara que obtuvo el informe médico de una mujer que fue violada por un chofer en la India. La intención del directivo era desestimar el testimonio de la mujer y tratar de probar que la violación fue un invento para desprestigiar a Uber en aquel país.

Waymo, una empresa filial de Google, denunció que uno de su ex colaboradores, Anthony Levandowsky, robó propiedad intelectual de desarrollo de vehículos autónomos que aplicó en su compañía, Otto, que fue adquirida por Uber por 680 millones de dólares. El 30 de mayo la compañía despidió a Lewandovski.

Las recomendaciones de la firma de Holder proponen mayores controles sobre gasto, recursos humanos y otras áreas donde los ejecutivos liderados por Kalanick tienen una sorprendente autonomía para una empresa con más de 12,000 empleados, dijeron fuentes cercanas.

Aparte de lo mencionado anteriormente, el directivo también alegó razones personales para alejarse del cargo, como la reciente muerte de su madre practicando canotaje. Ante esto, ¿Qué dijeron otras personas reconocidas sobre la decisión de Travis? Richard Branson afirmó: “Creo que Travis debió alejarse del día a día del negocio hace un año”, ya que “Un emprendedor no puede solo administrar a las personas y Travis Kalanick definitivamente no es bueno haciéndolo. Se debió dar cuenta hace mucho y enfocarse en lo que sí sabe hacer”.  Chris Sacca sostuvo que "Por primera vez está reconociendo en donde debe pedir ayuda y comienza a asumir la responsabilidad de su papel" y dejo en claro que ""la empresa es redimible y que la mala cultura se puede componer”.

Para finalizar, la comparación más cercana a Uber en este sentido es Groupon, la cual una vez poseyó la corona de la empresa startup de más rápido crecimiento, pero desapareció rápidamente. Todo lo expuesto en esta nota demuestra que la difícil transición de enérgica empresa startup a empresa madura se ha vuelto más difícil conforme las apuestas han aumentado y el equilibrio de poder en las juntas de las empresas startup ha cambiado. Las mejores juntas siempre han sabido que los empresarios necesitan asesoramiento. En Facebook y Alphabet, eso implicó buscar ayuda fuera de la empresa en los niveles superiores, una medida que Uber decidió intentar este año con la búsqueda de un nuevo jefe de operaciones, pero ya era demasiado tarde. Tal vez la junta de Uber no hizo demasiado esfuerzo por moldear a Kalanick, o quizá simplemente él no quiso ser asesorado.

Con la gobernabilidad bajo el foco de atención y con varios grupos enojados que apaciguar — incluyendo a las empleadas y a los conductores — las prioridades del siguiente director ejecutivo serán proteger el negocio que Uber ya ha creado, llevándolo mas rápidamente a la rentabilidad, frenando su adicción a repetidas inyecciones de capital barato y reduciendo los riesgos.

 

Para saber más sobre Holder, puede entrar a: https://es.wikipedia.org/wiki/Eric_Holder

Fuentes:

Entrepreneur (1)

Entrepreneur (2)

Semana Económica

comments