Jueves, 02 Abril 2020

En una sala de cuidados intensivos, un paciente yace en una camilla conectado a un respirador artificial. Su vida, de manera inesperada, se debate entre la vida y la muerte. Aquel paciente es la economía.

Leer más: ¿Salvar la economía o salvarnos del coronavirus?

 

Leer más: Remuneración mínima vital
Leer más: ¿Los nuevos locos años 20?
< >