Miércoles, 20 Febrero 2019

Bolsonaro puede llegar a crear un ambiente político hostil, el cual, definitivamente, llegue a afectar negativamente a la economía brasilera”

 

 

 “El pobre solo tiene una utilidad en nuestro país: votar”. Hacia 2013, Jair Bolsonaro era miembro de la Cámara de Diputados brasilera, por sexta vez consecutiva, cuando se expresó de tal inapropiada manera. Sin embargo, este peculiar personaje ya era conocido por su alarmante comportamiento clasista, racista, homófobo y misógino, reflejado en sus incendiarias frases. Peor aún, esta conducta también había sido manifestada en numerosos planes de políticas económicas y sociales que había propuesto desde su cargo como diputado; entre estas se encuentra la polémica esterilización a la población en extrema pobreza.

A pesar de sus dudosos principios morales, y dentro de un contexto económico y político complicado para Brasil, el pasado 28 de Octubre, Bolsonaro logró ganar las elecciones presidenciales. Aquel suceso que ha llamado la atención de Latinoamérica, y del mundo entero, debido a la diversas especulaciones que se han estado mencionando sobre lo que le espera al gigante sudamericano.

La preocupación es, en efecto, legítima. Hace unos años, Brasil estaba en su mejor momento. Había sido reconocido como el país con la economía más grande de Latinoamérica y la sexta economía más grande del mundo para el 2011(BBC Mundo, 2011). Asimismo, poseía un índice de pobreza cada vez menor, que, junto a un notable aumento del bienestar social, hacían ver que su situación se encontraba estable. Sin embargo, una inminente crisis política, el súbito debilitamiento de las relaciones comerciales con China, y una deficiente administración macroeconómica (la cual implicó un gasto público excesivo y una ineficiente recaudación tributaria) hundieron al país en una fuerte crisis económica para finales del 2014, de la cual recién se está recuperando. Este recobro consistió en el primer crecimiento del PBI (del 1%) luego de dos años de recesión continua, empero, este esfuerzo podría verse afectado por la incertidumbre que se está formando, dados los resultados de las recientes elecciones.

Dentro de estas suposiciones, las de tipo político y económico han tomado mayor cobertura. Se piensa que la extrema derecha que caracteriza a Bolsonaro dará como consecuencia la debilitación de las instituciones democráticas brasileras y el surgimiento de un gobierno autoritario. Mientras tanto, en el ámbito económico, existen dos puntos de vista. Por un lado, se piensa que la economía brasilera crecerá discretamente debido a que la política económica no será del todo radical (Shifter, 2018). Paulo Guedes, el Ministro de Economía del presidente electo, ha propuesto desplazar las reformas nacionalistas de la gestión de Rousseff, llamadas “medidas suicidas” (Franco, 2018), por otro tipo de reformas de corte liberal. Entre ellas se encuentran la privatización de grandes empresas brasileras, como Petrobras y Electrobras, la reducción de impuestos como incentivo a la inversión privada, y la formulación de nuevos acuerdos comerciales bilaterales, en lugar de bloques de libre comercio, los cuales considera “restrictivos”, como Mercosur (Chatzky, 2018).

Por otro lado, si bien se espera que el performance económico general mejore, tales estrategias liberales podrían traer consecuencias negativas para una parte de la población brasilera. Pareciera que se está dejando de lado lo que teoría económica básica nos dice: el fin de la economía es la eficiente distribución de la riqueza. Ello se vería expresado en otra de las políticas que Guedes quiere aplicar, el recorte del gasto público, con el fin de revertir el déficit fiscal; considerando que gran parte de este gasto es destinado a las actuales políticas sociales, como el sistema de pensiones y la transferencia de ingresos a la población más pobre. Cabe resaltar que este tipo de propuestas es congruente con la visión de Bolsonaro sobre la pobreza. Como se mencionó al comienzo del artículo, su preocupación por el bienestar de esta población es mínima, mientras que las inversiones privadas se han vuelto prioridad.

No obstante, estos escenarios todavía distan de ser completamente claros. Todo lo anterior se ha contado bajo el supuesto en el que Bolsonaro y Guedes sepan cooperar armoniosamente. Pero, es importante recordar que el presidente electo se caracteriza por rechazar prácticas democráticas y por agredir verbalmente a sus opositores. De esta manera, en caso de desacuerdos entre ambos personajes, como posiblemente suceda a la hora de regular inversiones (The Economist, 2018), Bolsonaro puede llegar a crear un ambiente político hostil, el cual, definitivamente, llegue a afectar a la economía de forma negativa. Incluso, dentro de este marco institucional, algunos analistas consideran que Guedes tal vez no dure mucho como ministro (The Economist, 2018).

En suma, existen distintos escenarios en los que se podría encontrar la economía brasilera, ya que también existen muchos riesgos cuando gobiernos autoritarios y economías de libre mercado se juntan.  Volteando hacia la historia, podemos darnos cuenta que esta situación no es novedad. Latinoamérica ya ha experimentado esto distintas veces, pasando por Fujimori en Perú y Kirchner en Argentina. Sin embargo, a pesar de ser sistemas que han logrado resurgir y subsistir simultáneamente, de igual forma se han mostrado deficientes a la hora de resolver problemas con el desarrollo económico, la desigualdad y la pobreza. Lo que sí es seguro es que la elección de Bolsonaro puede ser vista como una llamada de atención. La “victoria” de un candidato de ultraderecha se interpreta como la búsqueda de nuevas alternativas por parte de la población, causada por defectuosas, y mal planificadas, políticas económicas y sociales. “Separar la libertad económica de la libertad política parece ser un atajo para llegar al desarrollo. Pero en Latinoamérica, raramente pasa eso: la demanda por un gobierno fuerte ha competido con el persistente anhelo por la libertad (política y económica)” (The Economist, 2018).

 

Bibliografía

https://actualidad.rt.com/actualidad/294522-efecto-bolsonaro-impacta-region-triunfo

https://www.infomoney.com.br/mercados/politica/noticia/7377944/bolsonaro-eleito-sera-pessimo-para-economia-diz-gustavo-franco

https://gestion.pe/mundo/america-latina-prepara-efecto-bolsonaro-248531

https://www.americaeconomia.com/politica-sociedad/politica/que-impacto-tendria-un-triunfo-de-bolsonaro-en-america-latina

https://elcomercio.pe/mundo/actualidad/elecciones-brasil-impacto-tendria-latinoamerica-triunfo-jair-bolsonaro-noticia-565702

http://revistaxq.com/es/2018/11/12/el-efecto-bolsonaro-o-porque-america-latina-gira-a-la-derecha/

https://www.dw.com/es/el-posible-efecto-bolsonaro-en-am%C3%A9rica-latina/a-46094925

http://sedici.unlp.edu.ar/bitstream/handle/10915/58146/Documento_completo.pdf-PDFA.pdf?sequence=1

https://www.rockandpop.cl/2018/10/las-frases-mas-polemicas-de-jair-bolsonaro-el-ultraderechista-que-es-favorito-para-quedarse-con-la-presidencia-de-brasil/

https://www.bbc.com/mundo/noticias/2011/12/111226_economia_brasil_sexta_economia_mundo

https://www.brasildefato.com.br/2018/04/13/la-pobreza-extrema-en-brasil-aumenta-11-los-expertos-culpan-al-trabajo-informal/

https://elpais.com/internacional/2018/05/26/america/1527365583_959928.html

https://www.dw.com/es/brasil-y-la-insoportable-desigualdad-social/a-45258868

https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/henrique-furtado/violence-bolsonaro-effect-and-crisis-of-brazilian-democracy

https://www.cfr.org/article/brazils-economy-under-bolsonaro

https://teoriaedebate.org.br/2018/03/07/com-o-aumento-da-extrema-pobreza-brasil-retrocede-dez-anos-em-dois/

https://www.elespanol.com/mundo/america/20181023/policias-licencia-esterilizar-pobres-ideas-radicales-bolsonaro/347466254_0.html

https://www.economist.com/the-americas/2018/10/27/jair-bolsonaro-and-the-perversion-of-liberalism

 

comments
< >