Lunes, 26 Agosto 2019

El experto en ingeniería de tránsito Aldo Bravo señalo que un usuario promedio pierde hasta 4 horas diarias en la congestión vehicular de Lima y a lo largo de su vida ,dicho tiempo, puede llegar a ser hasta 12 años (Como se cita en Gil, 2018). Dichas aseveraciones encienden las alarmas por evaluar lo que se ha hecho hasta ahora por encontrar una solución  o, por lo menos, alivianar la situación. El presente artículo tiene el objetivo de hacer un análisis de este problema a partir de sus principales causas y consecuencias. Como también mostrar algunas de las posibles soluciones.

 

 

El congestionamiento vehicular es uno de los principales problemas de la capital. Así lo señalaron miles de ciudadanos en una encuesta del observatorio de Lima Cómo Vamos donde el 49.4% señalo que era lo que más afectaba su calidad de vida (2018). Sin embargo, se puede percibir que año a año el problema se agudiza y consecuentemente son más las horas que los usuarios quedan atrapados en las intersecciones y principales avenidas de nuestra ciudad.

Para poder realizar un adecuado análisis debemos empezar definiendo que es el tráfico y congestionamiento vehicular. A priori se puede tener la idea que amabas palabras son sinónimos, pero nada más alejado de la realidad. El tráfico vehicular se refiere a la circulación de vehículos, la cual puede darse de manera lente o rápida. Mientras que la congestión vehicular “(…) es la condición que prevalece si la introducción de un vehículo en un flujo de tránsito aumenta el tiempo de circulación de los demás” (Thomson y Bull, 2001). Por lo tanto se desprende que un vehículo que ingresa al tránsito experimenta solo una parte del tiempo de demora incrementado, costos medios privados, y el resto es traspasado a los vehículos preexistentes, costos marginales sociales.

Empezaremos exponiendo las principales causas del congestionamiento vehicular de Lima, las cuales se pueden agrupar en tres grupos: Ineficiente infraestructura vial, creciente parque automotor y obras inconclusas. Para el primer grupo los expertos Juan Dextre y Rómulo Chinchay analizaron la situación de la infraestructura vial de Lima en un informe para TV Perú (2017). Señalaron que Lima presenta un “tamaño inadecuado del transporte público”, el transporte debe realizarse en vehículos que transportes medianas o grandes cantidades de usuarios. Sin embargo, la realidad es totalmente contraria debido a que la principal forma de transporte son las combis o coaster (cúster) siendo un 29.2% (Lima Cómo Vamos, 2018). Así también sobre “el inadecuado diseño y estado de las pistas”. Sobre el diseño que ha tenido Lima, Posada señala que Lima carece de una planificación urbana y sufre un fenómeno de sobrepoblación, ambos factores en conjunto resultan ser la razón del inadecuado diseño (2018). La explosión demográfica de Lima en los años ochenta género que se ampliara el tamaño de los distritos existentes y creación algunos nuevos. Sin embargo, la creación delas nuevas vías de transporte no se realizó con ninguna proyección y tuvo el objetivo de simplemente satisfacer la “necesidad de pistas”, sin ningún criterio urbanístico. Al día de hoy sufrimos dichas consecuencias. Finalmente señalaron “el mal sistema de semaforización”, dentro de Lima existen entre 1200 y 1500 intersecciones semaforizadas pero muchas no tienen un control y, tampoco,  se encuentran debidamente conectadas.

Para abordar el crecimiento desmedido del parque automotor Thomson y Bull señalan “Entre los efectos de las reformas económicas del período reciente se encuentran tasas de crecimiento económico relativamente altas y la reducción del precio de los automóviles” (2001); de forma que con el transcurso del tiempo acceder a un auto fue cada vez más sencillo; motivando la demanda por estos. Se desprende que con un parque automotor creciente implica un mayor número de autos en las calles y, consecuentemente, mayores probabilidades de incidencia en congestiones vehiculares.

Las obras inconclusas son una característica bastante notoria dentro de nuestra ciudad. La principal obra inconclusa y la más resaltante es: El Metropolitano. Dicha obra fue el proyecto estandarte de la gestión del pasado alcalde de A. Castañeda y represento un importante inversión de la municipalidad para acabar con el problema. Sin embargo, ya pasaron más de ocho años de la fecha de entrega final y aun la obra se encuentra lejos de terminar. Se encuentra a un 70% de su capacidad y aún faltan más de 20km de vías. El malestar diario de sus usuarios es la más clara manifestación de la necesidad de la finalización de dicha obra.

Las principales consecuencias del congestionamiento vehicular en Lima se pueden dividir en dos grupos económicos y ambientales. El primer grupo representa los costos para la economía, los cuales la Unidad de Análisis Económico de El Comercio a llegado a señalar que son a un aproximado de S/5.541,5 millones (equivale al 1.8% del PBI de Lima) (Villar, 2019). Dicho costo engloba las horas de trabajo pérdidas, demora en la entrega de material, sobreconsumo de combustible, etc. Dichas pérdidas que afectan principalmente a las empresas se convierte en un motivo para dejar de invertir, afectando aún más a la economía (Posada, 2018). Además, para el usuario el congestionamiento vehicular de Lima se manifiesta en el costo de oportunidad que representa, el cual es bastante alto. El experto en ingeniería de tránsito Aldo Bravo a señalado que un usuario promedio pierde hasta 4 horas diarias en la congestión vehicular de Lima y a lo largo de su vida ,dicho tiempo, puede llegar a ser hasta 12 años (Como se cita en Gil, 2018). El segundo grupo, en un encuesta de Lima Cómo Vamos los encuestados señalaron que la contaminación por vehículos (70.9%) es la principal causa de contaminación de ciudad. Los niveles de contaminación ambiental y sonora que se generan por el sobre consumo de combustible, a causa de un congestionamiento, y malos hábitos de los conductores, como el uso inadecuado de la bocina, tengan un efecto drástico sobre los usuarios. Reflejado en el estudio realizado por Marketwin y publicada por el PAD- Escuela de Dirección de la Universidad de Piura, reveló que el 72% de los limeños encuestados se sienten estresados en demasía por el agobiante tráfico en la ciudad (Gestión, 2018). Esta situación es muy importante porque significa un problema de salud pública grave.

Carlos Posada señala que la situación ambiental está siendo tratada de una forma incorrecta. Actualmente el Impuesto Vehicular existe sobre los vehículos nuevos, con la intención de que la importación de esto se reduzca y consecuentemente el creciente parque vehicular. Sin embargo, se está dejando de lado el factor ambiental, debido que son los vehículos con una antigüedad mayora 20 años (los cuales son muchos circulando por la ciudad) que generan más contaminación. Lo que se debe de hacer es invertir el impuesto vehicular, para una menor circulación de autos antiguos; y gestionar un bono de chatarreo atractivo (2018).

Los expertos Juan Dextre y Rómulo Chinchay señalaron que la situación debe ser confrontada desde varios puntos y simultáneamente. Se debe implementar mejoras en el diseño y servicio de los sistemas existentes (Metropolitano, Corredor, tren, etc.). Además señalaron sobre el problema del parque automotor que existen muchas taxis informales (más de 250 mill), deben de regularizar su situación y disminuir en número para, no generar un problema de sobre oferta de viajes. La problemática que existe sobre la semaforización en las intersecciones que existen en la ciudad es de vital atención para abordar el problema, para la ONG Luz ÁMBARA esta representa la principal causa del caos vehicular de Lima. La implementación de semáforos inteligentes y control de intersecciones se presenta como una solución. Finalmente, se debe promover masivamente el uso de formas alternativas de transporte como bicicletas o caminatas.

La congestión vehicular es un problema que parece emporar y no tener solución. Sin embargo, finiquitar con este problema representa una tarea imposible y costosa. El objetivo de tener un control (congestión liviana) sobre la situación parece ser de lo que más cerca estamos y estaremos.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Bull, A., & Thomson,I.(2001).La congestión del tránsito urbano: causas y consecuencias económicas y sociales. [Archivo PDF]. Santiago de Chile. Cepal. Recuperado de https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/6381/1/S01060513_es.pdf
 
Expertos proponen soluciones al caos vehicular en Lima [INFORME ESPECIAL]. [TV Perú Noticias]. (2017, 10 de mayo). Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=3wIT5-3G88s
 
Gil, Fiorella. (2018). Usuarios pierden hasta 12 años de su vida por congestión vehicular en Lima. Gestión. Recuperado de https://gestion.pe/economia/usuarios-pierden-12-anos-vida-congestion-vehicular-lima-251738
Hidalgo, Carlos. [América Noticias]. (2019, 28 de enero). Cuarto Poder: El caso del Metropolitano [Archivo de video]. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=5Yy4vBaT0B8
 
Lima Cómo Vamos. (2018).IX Informe de percepción sobre calidad de vida Lima y Callao [Archivo PDF]. Recuperado de http://www.limacomovamos.org/cm/wp-content/uploads/2018/12/EncuestaLimaComoVamos2018.pdf
Posada, Carlos. (2018, 26 de febrero). Aumento continuo del parque automotor, un problema que urge solucionar. La Cámara. Recuperado de https://www.camaralima.org.pe/repositorioaps/0/0/par/r816_3/comercio%20exterior.pdf
 
Redacción Gestión. (2018). El 72% de los limeños termina estresado a causa del tráfico, según un estudio. Gestión. Recuperado de https://gestion.pe/peru/lima-72-ciudadanos-estresa-causa-trafico-estudios-nndc-245062
Villar, Paola. (2019). Congestión vehicular en Lima y Callao genera pérdidas por más de S/5.000 mlls. al año. El Comercio. Recuperado de https://elcomercio.pe/economia/peru/costo-anual-trafico-lima-callao-s-5-541-5-millones-noticia-593591
comments
< >