Martes, 20 Noviembre 2018
Carlín. La República

La política de Gobierno ha sido atacar la ilegalidad. El 19 de Abril se vence el plazo para que aquellos mineros ilegales puedan acogerse al proceso de formalización. Sin embargo, gran parte de estos se oponen argumentando la imposibilidad de cumplir requisitos puntuales [2]. Esta problemática es solo la punta del iceberg de un problema a escala mayor que seguirá dando que hablar mientras la cotización del oro sea alto.

 

Más allá de las maniobras políticas conviene analizar los costos y “beneficios” de esta actividad ilegal en el Perú, así como los actores involucrados.

LAS VARIABLES EXPLICATIVAS

Por un lado, tenemos un Estado que ha promulgado más decretos que los que ha cumplido. La actual política de Gobierno sobre la minería ilegal es la interdicción y persecución penal. Con ella, se pretende destruir las maquinarias y subir los costos de la ilegalidad que van desde la compra de insumos y el transporte hasta la exportación y distribución final [4]. Se pretende atacar toda la cadena de producción; por ejemplo, el combustible, la supervisión de compra de insumos, entre otros.

En el Gobierno hay 27 instancias de carácter nacional que están relacionadas con la minería ilegal. Entre ellas, el Ministerio de Energía y Minas, Osinergmin, Ministerio del Ambiente, Ministerio de Economía y Finanzas, Ministerio del Interior, Defensoría del Pueblo y otras 21 instancias más [8]. No obstante, estas poseen limitaciones como  la falta de presupuesto, la falta de personal adecuado, la falta de comunicación entre instancias, entre otras. [8]

Juego de palabras. Mineros ilegales no son lo mismo que mineros informales, tienen características diferentes. Los ilegales son los que no cumplen con la legislación minera vigente, como por ejemplo: operar en zonas que están declaradas prohibidas. En cambio, la minería informal se define como “tipo primario de minería, caracterizado por individuos o grupos de individuos que explotan depósitos en pequeña escala con métodos manuales o equipos muy simples” [7]. No se puede meter a los ilegales e informales en un mismo saco.   

Los mineros informales están divididos. Unos quieren formalizarse y otros no lo consideran como una alternativa. Los segundos ven que es más costoso ser legal. La totalidad de mineros ilegales asciende a 70,000 aproximadamente [1]. Los lugares donde se concentra la mayor actividad ilegal son en Madre de Dios y Puno. A la fecha, la minería ilegal se encuentra presente en 21 regiones, esta cifra demuestra la gravedad del problema. Por lo que, para llegar a una solución, se requieren acciones de la misma magnitud.

El detonante. El contexto internacional favorece la actividad minera debido al súper ciclo de alta cotización del oro. La extracción ilegal anual bordea los 18 mil kilogramos que en soles equivaldría a 2200 millones y además representaría unos 500 millones de soles no pagados en impuestos [8].

Fuente: Ministerio de Energía y Minas.

Madre de Dios, la Madre del Cordero. De todas las regiones, Madre de Dios se lleva el premio a la ilegalidad. De la totalidad de oro que se produce anualmente, un 10 % se produce en esta ciudad. Eso equivale a S/.1,600 millones. Se calcula que existen 25 mil mineros ilegales en la zona con una población de 110 mil habitantes. Los ríos locales se encuentran contaminados con 67 mil kilogramos de mercurio. Estos son los niveles a los cuales se llega cuando no hay cumplimiento de las leyes ni quiénes las hagan cumplir.  

COSTOS Y “BENEFICIOS”

Los impactos negativos de la minería ilegal son amplios y bien detallados [7]. En ambientales, tenemos al mercurio que afecta a la salud de la población; también hay impactos de las dragas que destruyen el medio ambiente. Mientras, en otros, también se genera destrucción de tierras, alteración del paisaje, disminución de la calidad del agua, etc. En materia económica, el efecto es la evasión de impuestos e interferencia en otras actividades. En seguridad, la ilegalidad debilita a las regiones, así como la pérdida del principio de autoridad.

HECHOS CONCRETOS, ¿SI HAY ALGÚN PLAN, SE ESTÁ CUMPLIENDO?

Lo concreto es que solo el 4% de los ilegales ha respondido al llamado de la formalización. Esto podría interpretarse como la inefectividad de las leyes hacia los mineros ilegales. El ministro de Ambiente señalo que habría prorrogas hasta el 2016 para estos mineros [3].

El Gobierno, a través de sus instancias respectivas, ha logrado obtener Decretos de Urgencia que faciliten la solución; dado que son muchos, lo que falta es la aplicación. La Defensoría del Pueblo ha elaborado un informe detallado sobre el tema y una propuestas para resolverlo. Sin embargo, al parecer, el informe solo ha quedado como recomendación [8].

Este problema no solo es latente en Perú. Nuestros vecinos colombianos pasan iguales o mayores problemas por la minería ilegal. Allá se habla de minería criminal cuando grupos armados ilegales buscan la extracción de las minas. Esta situación pone en aprietos a Colombia, donde por lo menos en el 44% de los municipios del país ha existido minería ilegal entre 2008 y 2010 [9].

AGENDA PENDIENTE

El problema de la minería ilegal es solo la punta del iceberg. A esto hay que sumarle otros problemas latentes como el transporte público, la salud, la educación entre otros. Es decir, la necesidad de reformas es urgente. Entonces, ¿Falta identificar el problema, falta propuestas o falta voluntad política del Gobierno? Como se ha señalado, muchos expertos han analizado el tema y muchos han planteado propuestas, ¿parecería descabellado pensar que lo que falta es la voluntad del Gobierno para poner en marcha alguna solución acertada?

Este artículo es una primera aproximación sobre el tema. A este, se le puede añadir otras variantes. Por ejemplo, se puede repensar la política de interdicción del Gobierno, compararla con la experiencia internacional, ver cuán efectiva es y concluir si hay otras salidas. Asimismo, se podría incluir otros enfoques que expliquen la conducta de los mineros ilegales y sus razones para mantenerse al margen de la ley; sobre todo, en aquellas que van más allá del dinero.

FUENTES:

[1]Cristobal Samarzich Minería ilegal: El gran reto de formalizarla es no desincentivar la apuesta por el proceso. Consultado 30 de Marzo de 2013

[2]Gonzalo Zegarra Minería ilegal: En Abril no será el fin de la formalización. Consultado el 29 de Marzo de 2013

[3]Rodrigo Acha Minería ilegal:¿se está generando una bomba de tiempo?. Consultado el 29 de Marzo de 2013

[4]Oscar Castilla El 20% de la exportación de oro peruano tiene procedencia ilícita. Consulado el 28 de Marzo de 2013

[5]El poder del mercado y la minería informal. Consultado el 30 de Marzo de 2013

[6] IPE Minería ilegal y mineros informales Consultado el 29 de Marzo de 2013

[7]Brack A, Ipenza C, Alvarez J, Sotero V; Minería aurífera en Madre de Dios y contaminación con mercurio. Una bomba de tiempo, Ministerio del Ambiente, Lima abril del 2011

[8]Lissette Vasquez, Luis Alvarado y Patricia Tipian Gestión del Estado frente a la Minería Informal e Ilegal en el Perú. Supervisión a la implementación de los Decretos Legislativos promulgados al amparo de la Ley N° 29815, Defensoría del Pueblo enero de 2013

[9]Astrid Martinez Impacto socioeconómico de la minería en Colombia. Informe para el Sector de Mineria a Gran Escala abril 2012

[10] MINISTERIO DE ENERGIA Y MINAS. Consultado el 01/04/2014. URL: http://www.minem.gob.pe/_detalle.php?idSector=1&idTitular=2309&idMenu=sub151&idCateg=639

 

comments