Económica

LAS IDEAS DE LOS ECONOMISTAS: «TAN PODEROSAS QUE PUEDEN GOBERNAR EL MUNDO»

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
LAS IDEAS DE LOS ECONOMISTAS:

Al igual que en otros tiempos, algún gran evento histórico que ha impactado al mundo entero, como la grave crisis económica ocasionada por la pandemia del Covid 19, ha llevado a los grandes economistas de su época a replantearse las principales ideas o fundamentos económicos que se regían en el sistema dominante. Es allí donde resalta la importancia de dichas ideas, ya que estas tendrán un efecto en la formulación de políticas económicas que se apliquen en diversos países y gobierno. Como mencionó John Maynard Keynes: Las ideas de los economistas «tanto si son acertadas como si son erróneas, son más poderosas de lo que [el hombre común] puede imaginarse. De hecho, poco más gobiernan el mundo».

Diversos economistas, desde Adam Smith hasta Thomas Piketty, han revolucionado el mundo académico debido a las ideas y planteamientos innovadores que formularon cada uno de estos en su época, respectivamente. Es decir, muchos de estos grandes economistas intentaron describir la realidad económica, ya sea mediante modelos matemáticos, y plantearon posibles soluciones a las principales problemáticas que afrontaban sus sociedades o el mundo entero. Sin embargo, en muchas ocasiones, los economistas no se han puestos de acuerdo acerca cual podría ser la mejor fórmula para solucionar dichas problemáticas. Debido a ello, a lo largo de la historia se han producido grandes cambios de paradigmas, los cuales solían darse justo en aquellos momentos de la historia de gran convulsión y crisis económicas. Por ello, dada las circunstancias actuales, hoy en día estaríamos transitando a un nuevo cambio de paradigma.

Como decía la tercera ley de Newton, a cada acción le corresponde una reacción; pues dicha ley puede servir como metáfora para llegar a entender cuándo es que una idea de un economista o un grupo de estos terminó siendo dominante e imponiéndose sobre la que era actual en aquel momento. Tal es el caso de la llegada del keynesianismo, las cuales llegaron a ser aceptadas por los académicos y aplicadas por los diversos gobiernos debido a la Gran Depresión, con lo cual las ideas de estos terminaron siendo dominantes sobre las ideas del laissez faire. Cabe mencionar que, las ideas del keynesianismo planteaban una mayor intervención de Estado, corregir las fallas de mercado, elevar los impuestos y el gasto público.

Sin embargo, para los años 70, las ideas del keynesianismo empezaron a ser criticadas debido a que no podía responder a las problemáticas que afrontaba el mundo en dicha época, tales como la hiperinflación y sobreendeudamiento que padecían muchos países. Es en dicho momento en el cual las ideas de algunos economistas, como Milton Friedman empezaron a ser escuchadas y aplicadas posteriormente por organismos multilaterales, como el FMI o el Banco Mundial, y gobiernos como el de Reagan y Thatcher, en Estados Unidos y Reino Unido, respectivamente. Para finales de los 80, se dio inicio al neoliberalismo mediante el Consenso de Washington, en el cual las ideas de Friedman se posicionaron y dominaron el mundo académico, lo cual se tradujo en la aceptación de dichas ideas, tales como desregular los mercados, menor intervención del Estado, reducción de los impuestos y gasto público, así como privatizaciones de empresas públicas.

Tales ideas fueron aceptadas por un buen tiempo hasta que se produjo la crisis financiera en el 2008. Es a partir de dicho año en el cual se empieza a cuestionar los planteamientos del neoliberalismo. Dichos cuestionamientos pueden expresarse en la frase emitida por Alan Greenspan, presidente de la Reserva Federal durante casi dos décadas y uno de los principales defensores de dicho paradigma, cuando se produjo el crash de Lehman Brothers: “Todo el edificio intelectual se ha hundido”.

Es a partir de dicho evento en el 2008, en el cual las ideas de aquellos economistas como Joseph Stiglitz, Paul Krugman o Thomas Piketty, han tomado mayor relevancia, los cuales se han enfocado en temas tales como la desigualdad y el rol que tiene el Estado en resolver dicha problemática. Cabe mencionar que, según el Informe de Desigualdad global del World Inequality Lab, entre 1980 y 2015, el 1% más rico del mundo recibió una proporción dos veces mayor del crecimiento económico que el 50% de la población con menores ingresos. Datos como estos revelan la importancia de abordar y discutir dichos temas en la actualidad.

Por otra parte, debido a la última crisis económica ocasionada por la Covid 19, queda muy evidente que los gobiernos han dejado de lado las medidas neoliberales, lo cual podría suponer la caída de dicho paradigma. Tal es el caso de Estados Unidos, en el cual el actual presidente, Joe Biden, planteó un programa económico de US$4 billones en inversiones públicas y ayudas sociales, con el propósito de ayudar a las familias de menores ingresos y generar trabajo. Dichas medidas plantean un rol más activo del Estado en la reactivación económica y en la lucha de la actual crisis. Asimismo, se debe de tener en cuenta que el gobierno estadounidense invirtió millones de dólares para la creación de las vacunas contra el Covid-19, con lo cual se evidencia el rol activo que está asumiendo el Estado en la resolución de dichos problemas sociales, sanitarios y económicos.

Finalmente, debido a los problemas que afrontaron varios países alrededor del mundo para contener el avance del virus o tener los suministros necesarios que les permita afrontar dicho problema sanitario, actualmente, se empieza a discutir, como en los años 70, las políticas de industrialización. Esto se debe a que muchos países dependieron de las importaciones chinas y los suministros o cadenas de producción chinos para que puedan abastecerse de materiales necesarios para contener el virus, tales como mascarillas, medicamentos, etc.

Como mencionó el presidente de Francia, Emmanuel Macron: “es indispensable reconstruir una independencia agrícola, sanitaria, industrial y tecnológica francesa. Tendremos que elaborar una estrategia sobre la base del tiempo largo y la posibilidad de planificar”. Asimismo, su ministro de finanzas resalto: “Debemos de reducir nuestra dependencia de grandes potencias como China”. Cabe mencionar que, al igual que el presidente francés, varios mandatarios europeos se han pronunciado en la misma posición.

En conclusión, las ideas planteadas por economistas a lo largo de la historia han traído consigo grandes cambios de paradigma, los cuales solían darse en momentos de profundas crisis económicas que afectaban al mundo entero. Por ello, queda evidente como dichas ideas afectan a las sociedades y, en general, el bienestar de las personas.

 

Te puede interesar: 15 DE MAYO: DIA INTERNACIONAL DE LAS FAMILIAS 

Síguenos en Facebook e Instagram

Fuentes:

BBC(1) (2)

EL PAÍS(3)

CUBADEBATE(4)

 

 

Artículos recientes

Suscríbete a nuestro boletín

No te pierdas nuestras últimas publicaciones.

Artículos relacionados